Seguinos en facebook

NOTIVIDA, Año XIV, Nº 943, 22 de septiembre de 2014

LA PERVERSIÓN DE LA SEXUALIDAD

En su habitual reflexión televisiva semanal en el programa “Claves para un Mundo Mejor”, Mons. Héctor Aguer, Arzobispo de La Plata y Presidente de la Comisión Episcopal de Educación Católica, reflexionó sobre un aviso comercial que invita a cumplir “fantasías sexuales”. Se publicó el 6 de septiembre “Día mundial del sexo”, particularmente del sexo oral, elegido por la asociación de los números 6 y 9, que componen la fecha.

Es una urgencia de la caridad amar al que yerra y fustigar el error, de allí que el prelado tras destacar el amor misericordioso con que Dios acoge al pecador arrepentido calificó al  aviso como “una porquería”.

A continuación el texto completo de la alocución televisiva de Mons. Héctor Aguer:

“Siempre comenzamos esta columna con una sonrisa, pero hoy tengo que hablarle de cosas muy serias”.

“Hace poco, el 6 de septiembre, apareció en un diario un aviso comercial, aquí se los muestro. Me pareció extraño, porque la página entera consiste en una lista de diversa categoría de personas, Por ejemplo: la secretaria, el jardinero, la directora de colegio, el 9 de Cambaceres, la niñera, el cartero, pero yo subrayé que se incluye al seminarista y la catequista, entre otros. Parece que todos usan, o se les propone usar un producto de la marca Prime. Después me enteré de que se trata de una marca de preservativos”.

“¿Para qué se usa este adminículo? Se lo usa para fornicar, por ejemplo. Todos conocemos el sexto mandamiento de la ley de Dios que dice no fornicar, o sea que prohíbe tener relación sexual a dos personas solteras fuera del matrimonio; se lo usa para cometer adulterio, cuando el varón engaña a su esposa o la mujer engaña a su marido, para evitar consecuencias no queridas. En el Diccionario de la Real Academia Española eso se llama “meter los cuernos”. Se usa también para evitar de una manera artificial el nacimiento de un bebé, para eludir el hecho natural de la concepción y la posibilidad de regular la natalidad de un modo natural”.

“Suele usarlo también quien frecuenta un prostíbulo, para evitar el contagio de una enfermedad de transmisión sexual, etc. ¿Pero por qué se publica este aviso el 6 de setiembre? Porque se lo proclama el día mundial del sexo. Por eso aquí dice también: “cumplí tus fantasías”. Y la última palabra, la última frase casi imperceptible dice: “¿y vos a quién le darías?” Eso se está refiriendo a conductas que no son simplemente pecado, sino formas viciosas y habría que decir pervertidas de uso de la sexualidad”.

“Respetamos a todas las personas, ciertamente, y a los pecadores la Iglesia los recibe con amor, con misericordia si se convierten les da su perdón, el perdón de Dios en el sacramento de la reconciliación. Acá se trata de algo muy rebuscado. Fantasías, cumplir las fantasías: son las imaginaciones, pero ¡vaya que imaginación, que imaginaciones más sucias!. Porque este día mundial del sexo se refiere a una forma específica y pervertida de sexualidad que por delicadeza prefiero no mencionar”.

“Claro, estas cosas se encuentran por Internet todos los días. Si usted quiere navegar por Internet para cumplir sus fantasías puede hacerlo; está a disposición de los niños, de los adolescentes, de todo el mundo”.

“Ahora bien, ¿qué significa esto en el mundo de hoy, cuando se pervierte algo tan bello, tan noble y tan limpio como es la sexualidad humana, que Dios ha creado en orden al matrimonio y la familia?”.

“Cuando ocurren estas cosas tan raras, cuando se manipula la naturaleza humana de tal manera, cuando se la degrada así, y además incitando a ello como si eso fuera la forma máxima de felicidad, uno sospecha que detrás hay alguien. Está ese personaje sombrío, tremendo, que es el Diablo, el Maligno. Como se dice en el campo: esto es cosa ´e Mandinga y ciertamente lo es”.

“Ahora bien: ¿qué podemos hacer nosotros? Por lo menos tenemos que rezar, es nuestro deber esclarecer lo que pasa. Yo decía que respetamos a todas las personas, pero las cosas hay que llamarlas por su nombre. Y lo que es una porquería es una porquería.”

_________________________________________

NOTIVIDA, Año XIV, Nº 943, 22 de septiembre de 2014

Editores: Lic. Mónica del Río y Pbro. Dr. Juan C. Sanahuja

Página web: www.notivida.org

Email: notivida@hotmail.com

Para suscribirse al boletín ingrese aquí

_________________________________________

Citando la fuente y el autor, se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos contenidos en cada número del boletín